LA ACTIVIDAD SE DESARROLLA EN LA CUIDAD DE CALI DEL 23 AL 30 DE JULIO 

Voluntarios de 18 seccionales de la Cruz Roja Colombiana se capacitan como formadores en control de epidemias

Cali, Colombia. En la Fundación Santa María, Casa de Las Palmas, en Cali se inició el taller de formación de facilitadores en control de Epidemias. El taller TOT tuvo énfasis en Salud Promoción de la Higiene y Apoyo Psicosocial. Contó con la presencia del Director Nacional de Salud de la Cruz Roja Colombiana, Francisco Moreno. Además, del Director Ejecutivo Seccional, Fernando Bernal y del delegado de la Federación, Johannes Elsas. Participan voluntarios de 18 Seccionales del país que estarán formándose del 24 al 30 de julio.

El Director Nacional de Salud de la Cruz Roja Colombiana afirmó que este taller es de vital importancia para el voluntariado de las diferentes seccionales. Hizo énfasis en las que trabajan en zonas vulnerables como instrumento de prevención. “Estamos capacitando instructores de 18 seccionales del país para que cuando regresen a sus regiones ayuden a disminuir estas enfermedades en las comunidades vulnerables”, puntualizó Moreno.

Más declaraciones…

En la jornada de apertura se realizó el conversatorio en el que participó María Eugenia Ortíz, Epidemióloga de la Secretaria de Salud del Valle del Cauca. Su intervención abarcó estadísticas de casos de Dengue, Zika y Chikunguña en el país. Afirmó que “el Dengue se encuentra en 128 países en el mundo y Colombia es el mayor notificador de casos. Por eso se resalta la importancia de que los voluntarios de la Cruz Roja Colombiana se formen para reducir las enfermedades”.  Además ilustró a los asistentes la manera en que estas epidemias se han esparcido por todo el Valle del Cauca. Allí han dejado víctimas mortales que el año pasado fueron 24 personas.

Posteriormente, Licenia Monedero, Profesional de la Unidad Ejecutoria de Saneamiento de la Secretaria de Salud del Valle, expuso los lugares donde se pueden encontrar los vectores que transmiten estas enfermedades. Dijo que se ubican regularmente en cementerios donde se encuentran materas para las flores. También en llantas en las que se acumula agua y estanques. Agregó las características de los insectos y lo que se debe hacer en las zonas vulnerables en las que existe la probabilidad de que los habitantes contraigan estas enfermedades.

Las actividades de formación que cuentan con el apoyo de USAID, Save The Children, Federación Internacional de la Cruz Roja y Media Luna Roja y la Cruz Roja Colombiana, continuarán durante toda la semana. Se espera que el personal asistente logre formarse en Zika, Control de Epidemias para Voluntarios, Salud y Promoción de la Higiene y Apoyo Psicosocial. Además de cumplir las expectativas del taller y replicar la información en sus respectivas seccionales, con el fin de reducir la propagación de estas enfermedades.

Conoce más de nuestra labor humanitaria – Gestión del Riesgo