5 razones que demuestran la importancia de los donantes de sangre voluntarios

Todos los países deben tener un servicio nacional de sangre bien coordinado que permita mantener un suministro suficiente de sangre segura para todos los pacientes que requieran una transfusión. La mejor manera de lograr que los países tengan un suministro fiable de sangre segura consiste en obtener la totalidad de las donaciones de donantes voluntarios no remunerados.

Solo 62 países en el mundo cuentan con un suministro nacional de sangre proveniente casi en su totalidad de donaciones voluntarias no remuneradas, mientras que 40 países siguen dependiendo de donaciones procedentes de familiares o incluso de donantes remunerados.

En América Latina y el Caribe, poco más del 45% de las aproximadamente 9.2 millones de unidades de sangre recolectadas en 2014 para transfusiones provino de donantes voluntarios, mientras que casi el 55% restante fue por reposición, lo que fuerza a las personas a dar sangre con urgencia cuando algún familiar o allegado lo requiere.

Actualmente, la mayor parte de las donaciones proviene de la llamada “donación de reemplazo”, seguida de la donación autóloga, la que se obtiene del mismo individuo que la recibe, y la donación remunerada. Además, en muchos países los servicios de sangre siguen teniendo problemas para ofrecer sangre y productos sanguíneos suficientes y garantizar su calidad y seguridad.

La donación voluntaria de sangre constituye el 90% de las donaciones en 10 países. Estos son: Aruba, Bermudas, Colombia, Cuba, Curazao, Guyana, las Islas Caimán, las Islas Turcas y Caicos, Nicaragua y Surinam.

El asesor regional de Servicios de Sangre y Trasplantes de la OPS aseveró que el acceso a la sangre y los hemocomponentes seguros y de calidad es vital para la salud universal.

Estos son cinco razones, acorde a la ONU, que demuestran la importancia de los donantes de sangre voluntarios:

  • La disponibilidad de sangre es de 17 unidades de sangre por cada 1000 habitantes; sin embargo, es de 9 unidades en los países de ingresos bajos, de 17 unidades en los países de ingresos medianos y de 19 unidades en países de ingresos altos.
  • Las investigaciones muestran que un suministro adecuado y fiable de sangre segura solo puede asegurarse mediante donantes de sangre voluntarios regulares no remunerados.
  • La Organización Panamericana de la Salud (OPS) indicó que las donaciones voluntarias aumentaron un 13% entre 2015 y 2017, para sumar 10.5 millones de unidades; sin embargo, subrayó la urgencia de reforzar los sistemas de aportación voluntaria no remunerada para cubrir el 100% de los suministros recomendados como suficientes y seguros.
  • Las transfusiones de sangre y sus productos salvan millones de vidas al año. Ya que, son elementos esenciales para el tratamiento apropiado en los siguientes casos:
  1. Las mujeres con hemorragias asociadas al embarazo y al parto.
  2. Los niños que padecen anemia grave a causa del paludismo y la malnutrición también la necesitan.
  3. Los pacientes con trastornos hematológicos y de médula ósea, trastornos hereditarios de hemoglobina e inmunodeficiencia.
  4. Las víctimas de un traumatismo, emergencias, desastres y accidentes.
  5. Los pacientes que se someten a intervenciones médicas y quirúrgicas avanzadas.

La OPS recomienda que los países destinen la infraestructura y los recursos necesarios para crear y mantener servicios nacionales integrados para la donación de sangre.

“Sabemos que la disponibilidad de estos componentes es imprescindible para mejorar los resultados en materia de salud y salvar vidas, de manera que es fundamental alcanzar la meta de la Organización Mundial de la Salud del 100%, para lograr que nadie se quede atrás”, recalcó Mauricio Beltrán Durán.

Lea más aquí 

Requisitos para donar en Cruz Roja Valle